Guía para conseguir tus primeros clientes

Existen muchas formas de conseguir nuevos clientes dentro del mundo del emprendimiento (campañas de publicidad, email marketing, contenidos optimizados para tu web…), pero no siempre contamos con los recursos y medios necesarios para poder aplicarlos.

Cuando creamos un proyecto, depositamos en él todas nuestras ganas e ilusión. Creo que es una de las experiencias más gratificantes que podrás sentir en tu vida. Aun así, cuando llega el momento de sacarlo a la luz, es muy frecuente que nos asalten las dudas sobre su éxito. Comienzan a invadirnos los temores, y nos planteamos si realmente hacemos bien en dedicamos a ello, y si ese negocio garantizarnos un futuro real. ¿quienes conocer cuál es el método que utilicé para captar mis primeros clientes? Continúa leyendo y aplícalo tú mismo a tu negocio.

¿Cuáles son los pasos a seguir?

1.Define tu negocio

Hasta el momento, me he encontrado con una gran cantidad de emprendedores incapaces de definir lo que hacen exactamente. Si no puedes contarle a un amigo de qué va tu proyecto, imagínate cómo sería revelarlo al mundo. Siéntate durante unos minutos, coge una hoja en blanco y comienza a describir qué es lo que ofreces, a quién puedes ayudar y qué beneficios obtendrán tus clientes con tu producto o servicio. Seguro que este ejercicio te ayudará muchísimo a aclarar tus ideas.

2.Lista de sectores

Una vez que hayas terminado el paso 1, pasemos a crear una lista de sectores. Imagina quién puede ser tu cliente ideal :¿una empresa de alimentos, restaurantes, hoteles? ¿quieres que tus clientes sean de tu misma ciudad, de tu país, de otros países?

Anota todos los sectores a los que te debes dirigir, sé muy especifico, y luego busca empresas reales con las que contactar. No olvides siempre mensajes personalizados a cada posible cliente. Indaga sobre su empresa, y explícale qué puedes hacer por ellos.

3. Lista de conocidos y familiares

Algo que suele costar bastante trabajo a los nuevos emprendedores es revelar su proyecto a conocidos y familiares. ¿El motivo? El miedo al fracaso. Cuando creamos nuestro negocio puede que no todo el mundo lo vea como la posibilidad más cuerda de ganarnos la vida, y es que si algo se nos da bien a los emprendedores es apostar por aquello que otros ven como una utopía. No temas al fracaso. Estás dándote la oportunidad de vivir de lo que realmente te gusta, y eso solo lo hacen las personas más valientes.

Comienza a contarles a amigos y a familiares sobre qué trata tu negocio, y crea una lista con aquellas personas que podrían interesarse sobre tu producto o servicio, o bien, con aquellas otras que podrían proporcionarte futuros clientes. Cuanto más personas sepan a lo que te dedicas, mucho mejor.

4. Contacta con otros profesionales de tu sector.

Una buena oportunidad es realizar alguna colaboración con profesionales de tu mismo sector. Anímate a contactar con algunos de ellos, seguro que ambos tenéis mucho que ofreceros.

5. Asiste a eventos de networking y emprendimiento

Todos estos tipos de eventos resultan muy útiles para aprender nuevos conocimientos, pero también para hacer contactos. Tendrás una magnífica oportunidad de conocer a otros emprendedores. Seguro que más de uno estará interesado en tus servicios.

6. Crea una tarjeta de visita

Es muy importante que crees una tarjeta para tu negocio, la cuál puedas repartir en eventos y otras situaciones. Si no quieres o no puedes invertir dinero en ello, actualmente existen muchos programas de diseño muy intuitivos para que tú mismo puedas crear tu tarjeta. Mi recomendación es que la lleves siempre encima, nunca sabes cuándo puede venir una oportunidad.

7. Utiliza las redes sociales

Es cierto que las redes sociales son una ventana al mundo. Puedes darte a conocer de forma relativamente fácil y rápida, pero ¡cuidado! Normalmente, los usuarios que utilizan las redes lo hacen para desconectar y encontrar cosas entretenidas y divertidas. No buscan que nadie les venda nada, o les den un discurso sobre su negocio. En ese sentido, lo mejor es que crees contenido útil y ameno que pueda ayudar a otros usuarios.

8. Genera contenido en tu blog

Todos sabemos que un blog es una herramienta muy útil para cualquier negocio. Cada vez son más las empresas que se suman a generar contenido en sus webs con el fin de que le ayuden a captar la atención de nuevos usuarios y conseguir un buen posicionamiento. Aun así, admito que crear un contenido SEO es una tarea bastante complicada, pero no imposible. Intenta generar contenido de calidad sobre temas útiles y atractivos, y difúndelo al máximo que llegue a un gran número de personas.

Ya sabes cuál es el método que utilicé para lograr hacerme con mis primeros clientes en mi negocio, es hora de que tú mismo te pongas manos a la obra y comiences a aplicarlo.

Carmen Benítez